Existen muchos sistemas de detección de intrusos, sin embargo, la experiencia ha demostrado que el Cerco Eléctrico Perimetral es el mejor sistema a instalar por ser el único que permite detectar e impedir el ingreso de delincuentes antes de que estén dentro de su propiedad.

Cercos Eléctricos

Es una barrera física y clara para disuadir al intruso, resaltada por la utilización de cartelería de advertencia. La visualización del cerco y los golpes eléctricos son suficientes para evitar el ingreso de delincuentes a su propiedad.

A diferencia de las alarmas convencionales que se activan una vez que el intruso esta adentro, los cercos eléctricos constan de un tendido de cable de acero desde los 80 cm. hasta los 2,40 mts. de altura según el lugar a proteger, mas un electrificador alarma que transmite pulsos de alto voltaje pero de bajo amperaje, que al ser tocado genera un doloroso choque eléctrico inmovilizando al intruso.